¿Qué Seguros Desgravan en la Declaración de la Renta? (2020)

En muchas ocasiones nuestro desconocimiento sobre la declaración de la renta hace que no podamos tener claro qué gastos nos ayudan a desgravarnos. Muchas personas tienen contratados seguros que ayudan a que la declaración salga más rentable, pero por falta de conocimiento no los incluimos. A continuación le exponemos que puede ayudarle a ahorrar dinero en la Renta: 

  • Seguro de Vida: Dentro de esta modalidad existen varias opciones que pueden hacernos ahorrar gastos: 
    • Plan de Ahorro: Esta opción ayuda a deducir, ya que actúa y tributa de la misma manera que un plan de pensiones. Puede conseguir deducirte hasta 10.000 euros si tienes menos de 50 años y si superas esta edad, la cantidad máxima será de 12.500 euros. 
    • Seguro de Vida Convencional: Solo si eres autónomo, puedes desgravarte un total de 500 euros, ya que si no incluye plan de ahorro, las personas no catalogadas como tal, no pueden desgravarse. 
    • Vinculados a una Hipoteca: Muchas de las hipotecas tienen como requisito y están vinculadas a un seguro. Esto tiene un un factor importante, ya que a efectos del IRPF, puedes llegar a desgravar hasta un 15% con un límite máximo de 9.040 euros siempre y cuando se haya adquirido la casa antes del 1 de enero del 2013. Es decir, si pagamos una cantidad estipulada al año por la hipoteca más una cuota por el seguro de vida, deberemos sumar las cantidades y aplicar el 15% sobre la cantidad total. 
  • Seguro de Hogar: Solo nos podríamos desgravar si al contratarlo sirve como un producto vinculado de la hipoteca o para la restauración de los inmuebles. Todo ello deberá haber sido antes del año 2013 y asociado siempre a la adquisición de la vivienda habitual. 
  • Seguros de Coche: Se podrá incluir en la declaración siempre y cuando estés dado de alta como autónomo y el vehículo que adquieres es para fines laborales. 
  • Seguros de Salud: Los beneficios en esta modalidad serán para aquellos autónomos o empresarios que lo hayan contratado para él o para su familia, por lo que pueden tener ventajas fiscales en el gasto total. Para trabajadores por cuenta ajena, sólo podrían deducirse si negocian con la empresa para conseguir un seguro tanto para ellos como para la familia de primer grado. 

Tipos de Tributación

Como hemos comprobado, donde tenemos más posibilidades de tener ventajas fiscales, es en los seguros de vida. Para saber cómo tributar, es necesario tener en cuenta que si el tomador del seguro y el beneficiario son la mismo persona, debemos dejarlo declarado en la renta como IRPF

Si sucede el caso contrato, donde el tomador y el beneficiario son individuos diferentes, quedará reflejado en el impuesto de Sucesiones y Donaciones. Pero hay que prestar atención a cómo se cobra el seguro, ya que existen dos maneras: 

  • En forma de Renta: Dentro de esta, existen dos: renta vitalicia o renta temporal. En el primer caso, la renta se reparte en los diez primeros años de cobro; mientras que en la segunda opción, se aplica diferentes porcentajes:
    • 12% si la renta tiene una duración de 5 años o menos.
    • 16% si su duración se sitúa entre los 5 y los 10 años.
    • 20% si la renta tiene una duración de entre 10 y 15 años.
    • 25% si la renta tiene una duración superior a los 15 años.
  • En forma de Capital: En este caso, se tributa en función al importe recibido y al de las primas abonadas. Se tributa con un 21% sobre cantidades que no superen los 6.000 euros; con un 25% sobre cantidades que estén entre 6.000 y 24.000 euros; y un 27% sobre cantidades que superen los 24.000 euros. 

Desde Atrapaseguros le recomendamos que, en caso de tener dificultades o dudas sobre como incluir sus seguros en la Declaración de la Renta, acuda un asesor que le resolverá todo acerca de ello e incluso le podrá ayudar con la Declaración.