Asegurar un Vehículo Extranjero

Seguro de coche dentro de la UE

Poseer un vehículo que no está matriculado en el país donde se reside o al que se quiere viajar, necesita de un seguro y cobertura obligatoria que será válido para todos los países de la Unión Europea. El seguro de coche debe cubrir daños personales o materiales causados a terceras personas en caso de un accidente. 

Siempre se podrá contratar un seguro voluntario adicional, en el que se aumenten las coberturas como robo del vehículo, objetos que tengamos en él o asistencia jurídica para cualquier tipo de problema. La UE (Unión Europea), no exige ninguna norma sobre el seguro voluntario. 

En el caso de viajar al extranjero con nuestro vehículo, es importante que leamos con atención las condiciones de nuestra aseguradora debido a que pueden tener limitación en su coberturas. Muchas tienen límites en el tiempo que pasamos fuera del país de residencia o por ejemplo en la distancia, teniendo como máxima determinados km más allá de la frontera del país de origen. 

Matricular un coche que procede del extranjero

Cuando nuestro coche lo hemos adquirido fuera de nuestras fronteras y lo traemos a nuestro país de origen, lo primero que debemos hacer es matricularlo. Este trámite conlleva una serie de gestiones, donde nos vamos a encontrar con impuestos, tasas y sobre todo la ITV, debido a que se tiene que asegurar de que el coche cumple con las normas de circulación correspondientes. 

A la hora de dar de alta el coche en la Jefatura de Tráfico, deberemos de pagar varios impuestos y tasas, entre los que destacan los siguientes:

  • Documento Único Administrativo: Se trata de un papel que se debe adquirir si el coche que se quiere comprar está fuera de la Unión Europea. Un documento que se expide en la Aduana. 
  • Impuesto de Matriculación: Este coste está relacionado con las emisiones de CO2 que nuestro coche emite. Si son inferiores a 120g/km de CO2, evitaremos este impuesto; si está entre 120 y 160 g/km de CO2, pagaremos el 4,75%; Entre 160 y 200 g/km CO2, el coste será del 9,75%; y si supera los 200 g/km de CO2, pagaremos un 14,75%
  • Impuesto de Circulación Municipal: Se paga al Ayuntamiento del municipio en el que se empadrona el titular del coche. La cantidad varía dependiendo de la Comunidad y de cada ayuntamiento. También se tiene en cuenta la potencia de cilindrada del vehículo. 
  • Impuesto sobre el Valor Añadido: Al comprar un coche en la Unión Europea, hay que pagar un porcentaje con los modelos 300 o 309.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: Si el vehículo es de segunda mano y ha sido adquirido a través de un particular de la Unión Europea, hay que abonar este tributo. Si el coche usado se ha adquirido a una empresa, se debe presentar la factura con CIF intracomunitario de la empresa. 

Seguro del coche en tu nuevo país de residencia

En el caso de cambiar de país, debemos contratar un seguro en el extrajenr, siempre y cuando el seguro actual no llegue a cubrir el país al que te trasladas. En este nuevo seguro de coche, hay que prestar atención a las primas del país en el que nos queremos asentar. En la UE cada país tiene sus propias condiciones contractuales, desde la evaluación de riesgos hasta los sistemas de indemnización. 

El historial de siniestros afecta en cualquiera de los países pertenecientes a la Unión Europea. Esto provoca que las bonificaciones se reduzcan en el caso de tener un mal historial; o todo lo contrario, podemos reducir la cuota del asegurado. Se puede pedir el certificado de siniestros que has tenido durante los 5 últimos años, y debes tenerlo en un plazo máximo de 15 días

En Atrapaseguros, podrás encontrar las mejores ofertas con las mejores condiciones para que puedas asegurar tu vehículo de forma sencilla y segura. Nuestro comparador tendrá en cuenta tus características para que tengas un seguro a tu medida.