Seguros de Moto

Los seguros de moto deben adaptarse a nuestras necesidades puesto que se tratan de una serie de vehículos bastante vulnerables. ¿Pero qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de moto? Pues el precio que queremos pagar por él, el tipo de seguro que queramos, el uso que le demos y por supuesto las coberturas son aspectos importantes a la hora de la contratación.

Antes que nada debes tener en cuenta que el Seguro de Responsabilidad Civil más conocido como “a terceros” es obligatorio para toda aquella persona que tenga vehículo y que cubrirá los daños materiales y personales que provocan a otras personas o cosas, según el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor que podemos encontrar en el Boletín Oficial del Estado.

 

Ahora sí, veamos detalladamente los aspectos a tener en cuenta mencionados anteriormente.

  • En primer lugar es necesario que el seguro que vas a contratar se adapte a tus necesidades y sobretodo a tu presupuesto. No porque sea más caro quiere decir que sea mejor, tal vez el seguro más caro a ti no te convenga en función al uso que le des a tu moto. Por eso desde Atrapacrédito insistimos tanto en la comparación de diferentes seguros, para que tu elección sea lo más personalizada posible y adaptada a tus circunstancias. 
  • En segundo lugar, el tipo de moto que tengamos es otro aspecto destacado pues te proporcionará respaldo económico y asistencia o cualquier otro siniestro.

 

Por esto es que hago hincapié tanto en el presupuesto como en el tipo de moto que tengamos y es que no es lo mismo una moto de gran cilindrada que una más pequeña. Por ejemplo, en caso de tener que reparar las piezas de la moto grande costarán más que las de la pequeña. Por ello es que nos encontramos diferentes tipos de seguros: los seguros a todo riesgo, los seguros a terceros y los seguros obligatorios.

  • Los seguros de moto a todo riesgo benefician sobretodo a aquellas personas que circulen por lugares peligrosos o poco seguros. ¿Por qué? Pues porque este tipo de seguro protege al conductor, a la moto y a las posibles personas y vehículos implicados en el accidente. Es por ello que se trata de un seguro caro pero también muy completo y que te permite estar exento de preocupaciones y te aportará una mayor tranquilidad. 
  • Los seguros de moto a terceros o de Responsabilidad Civil Obligatoria como dijimos al principio, son un tipo de seguros básicos a la vez que obligatorios. A pesar de ser más económicos que los primeros, también las coberturas que ofrecen son menores. ¿Y qué incluyen las coberturas obligatorias? Entre las coberturas obligatorias se incluyen la asistencia en carretera, el seguro obligatorio, la cobertura penal y la de reclamación de daños. En el caso que quieras añadir otras coberturas como la posibilidad de tener moto de sustitución o robo, podrás contratar el seguro de moto a terceros ampliado. 
  • Los seguros de moto obligatorios son como su propio nombre indica, obligatorios. Se trata de un seguro básico y barato que cubren los daños que se puedan provocar en un accidente a terceras personas.
  • En tercer lugar las coberturas, son otro aspecto destacado a la hora de contratar un seguro u otro, aparte del precio, ya que los seguros más baratos son los que menos coberturas suelen tener. Las más comunes suelen ser:

 

  • Robo. Si te roban la moto el seguro se hace cargo. 
  • Incendio. Se hacen cargo de todo, tanto reparación como indemnización si no se puede reparar. 
  • Asistencia en viaje. Se hace cargo de la moto en caso de tener un incidente en el extranjero. 
  • Daños propios. Cubren tanto los daños a terceros como los propios. 
  • Asistencia al conductor. Asisten al conductor en caso de necesitar un traslado sanitario. 
  • Sistema de localización. Este sistema permite localizar la moto en caso de robo o pérdida. 
  • Defensa Jurídica. Se hace cargo de los gastos de la defensa en caso de juicio. 
  • Moto de sustitución. La aseguradora te facilita una moto de sustitución si lo necesitas. 
  • Gestión de multas. Te asesora en la tramitación de sanciones de tráfico. 
  • Equipamiento del motorista. Te reparan o reponen la equipación. 
  • Seguro de neumáticos. Reparan y cambian el mal estado de los neumáticos. 
  • Seguro de desempleo. En el caso de encontrarte de baja médica, será el seguro el que se encargue de pagar la prima anual de tu póliza. 
  • Save ID. Te facilitarán un código QR para facilitar información médica relevante a los servicios de emergencia en el caso que sea necesario.

 

Si quieres contratar un seguro de moto lo más personalizado posible, te aconsejamos que busques y compares entre las diferentes aseguradoras del mercado. Para ello, los comparadores de seguros te serían de gran ayuda, además algunas aseguradoras te darán la posibilidad de contratar tu seguro de manera totalmente online por lo que ahorrarás tiempo en la contratación y en el tema del papeleo.